Conocida también como la escuela Staatliche Bauhaus fue la escuela de arte que más ha revolucionado su sector en el siglo XX. Dedicada al arte en distintas facetas tanto como bellas artes, artesana y diseño, fue realmente en arquitectura donde logró destacar más. Su nombre significa “Casa de la construcción” y de ella salieron parte de las propuestas más revolucionantes del siglo XX haciendo que Bauhaus se convirtiera en un movimiento artístico con peso propio.

Fundada por el arquitecto Walter Gropius en Weimar, Alemania en el año 1919, en un principio no trataría tantas ramas del arte, pero fue su fusión con la escuela Kunstgewerbeschule dedicada a la artesanía y la escuela Hochschule fur Blidende dedicada a las bellas artes cuando se decida crear finalmente la multidisciplinar Staatliche Bauhaus, dejando su identidad plasmada en la creación de su edificio, un diseño que intenta unificar todas las artes allí enseñadas.

Fue allí, dentro de esta escuela donde nacen las bases del diseño industrial y el diseño gráfico que hasta el momento no se habían creado como disciplina real, generando finalmente con ellas una nueva rama y profesión. Por si fuera poco, dentro de Bauhaus, se diseño una tipografía propia: la tan conocía hoy Sans-serif, gracias a la creación del publicista Berbert Bayer.

Dentro de la rama de la artesanía, se obligaba a cualquier tipo de artista a volver a la base del trabajo manual. Por allí pasaron personalidades como Kandinsky, Muche, Marcks o Klee.

El método de Bauhaus era muy riguroso y criticaba mucho al expresionismo, ya que era mucho más matemática y racional.  La escuela pasó por otras dos ciudades más: Berlín y Dessau, creando así tres etapas bien diferenciadas en cada una de ellas.

Amenazada por los nazis, la escuela cerró finalmente durante su período en Berlín, ya que se la acusaba de promover el socialismo y judaísmo. Su creador, Walter Gropius y otros artistas tuvieron que exiliarse en los Estados Unidos, creando allí la Nueva Bauhaus(IIT Institute of Design) y siguiendo adelante con su investigación y aporte al sector cultural.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *