Utilizando grafito, lápices de color, tinta y pinturas a base de agua, el artista Chris Pappan ilustra retratos en blanco y negro sobre libros de contabilidad, de indios americanos de mediados y finales del siglo XIX.

Se inspira en la tradición del arte del libro de cuentas, una práctica que nació entre las poblaciones nativas de las Grandes Llanuras entre 1850 y 1920.

“El libro es un ejemplo de disonancia cognitiva, ya que borra cualquier vestigio de los pueblos nativos contemporáneos y homogeniza todas las culturas nativas americanas, mientras hace comentarios casuales como “…haz que un indio local te enseñe a cantar y bailar si puedes…” Escribe Pappan.

El artista es indio americano de Osage, Kaw, Sioux del río Cheyenne y de herencia europea, por eso su obra se confronta con las percepciones distorsionadas de la cultura de los pueblos indígenas nativos, comunicando “¡todavía estamos aquí!”.

Sus proyectos más recientes se centran en el racismo sistémico y en la apropiación de objetos sagrados, con los que espera inspirar a los espectadores “Siempre he sentido que es importante entender los límites o reglas, para poder romperlas con el fin de redefinir la cultura en nuestros propios términos. La cultura está viva, y tenemos la responsabilidad de su continuidad” Confiesa Chris Pappan.

“A través del medio de la tinta indeleble, estoy afirmando nuestra identidad y nuestra existencia continuada frente a los intentos de borrado y negando los siglos de tergiversaciones racistas”

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *