El nuevo grabado de Thomas Yang es una meditación zen sobre el ciclismo,
 en el que se centra en los beneficios mentales de su pasatiempo favorito.

Yang está detrás de “100 Copies”, un proyecto de impresión en el que lanza obras de edición limitada centradas en su amor por el ciclismo.

01

“Journey to Zen” representa a un ciclista solitario con el mismo estilo de un jardín de arena japonés, utilizando largas e ininterrumpidas pinceladas de tinta negra.

“Para simular ese estilo particular con líneas continuas o samon (砂紋) en la modalidad gravel de ciclismo, decidí utilizar un pincel de rastrillo como parte de la herramienta. Para familiarizarme con el pincel, me llevó bastante tiempo practicar los trazos y los matices, sobre todo los curvos”, Explica Thomas Yang.

Las líneas fluidas y compuestas representan las cualidades meditativas de este deporte y su capacidad para servir de salida al estrés y la ansiedad. “A veces, salir a montar en bicicleta nos lleva a un viaje interior”, dice Yang.

“Casi como una forma de meditación zen, el ruido se desvanece, nuestra mente se despeja y lo único en lo que nos centramos es en el camino que tenemos delante. Cuanto más tiempo y más lejos vayamos, más aprenderemos sobre nosotros mismos y la naturaleza de nuestra mente.”

Todavía hay unas pocas impresiones de “Journey to Zen” disponibles en la (web) de su proyecto  100 Copies

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *