Terran R es el nombre del cohete totalmente reutilizable e impreso en 3D que fue dado a conocer por Relativity Space, la cual podría acabar con la era hegemónica de SpaceX. La nave espacial que, de acuerdo con la firma, puede construirse en 60 días será capaz de llevar al espacio hasta 20 mil kilogramos de carga.

De esta forma, la compañía californiana quiere convertirse en uno de los actores principales en la futura colonización de Marte y la Luna. Para ello ha patentado un proceso de impresión 3D, en el cual además de software especializado se utilizan materiales exóticos y geometrías de diseño que son imposibles de emplear en la fabricación tradicional.

La nave espacial estará equipada con siete motores de cohete Aeon R, impresos en 3D, capaces de empujar 302 mil libras cada uno y estará lista en 2024 para ser lanzada desde Cabo Cañaveral en Estados Unidos.

Sus grandes capacidades le permitirán competir con el Falcon 9 de SpaceX, el cual puede transportar hasta 22,800 kg de carga útil. Pero la diferencia es que Terran R es totalmente reutilizable, por lo que inaugurará una nueva era de la carrera espacial.

UN FUTURO INTERPLANETARIO

Relativity Space se fundó con la idea de liderar el futuro en el espacio mediante el diseño de una nueva clase de naves espaciales con estructuras aeronáuticas complejas, impulsadas por impresión 3D, las cuales permitan edificar una base industrial en la superficie del llamado planeta rojo.

“Creemos que es necesario que haya decenas o cientos de empresas trabajando para construir el futuro interplanetario de la humanidad en Marte. La impresión 3D autónoma y escalable es inevitablemente necesaria para prosperar en Marte y Terran R es el segundo paso de un largo camino que Relativity está planeando encabezar”, señaló Tim Ellis, CEO y cofundador de la firma a través del comunicado en donde se dio a conocer las características de la nueva nave espacial.

La firma asegura que ha conseguido distintos contratos tanto de clientes privados como gubernamentales –entre ellos el Departamento de Defensa de Estados Unidos y la NASA– que podrían utilizar el Terran R en un futuro.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *