Después de 120 años se repite la historia, aparece la gripe española, la pandemia que hizo que el pánico y la incertidumbre se apoderarán del mundo entero y como si fuera poco, el uso de la mascarilla traía consigo miles de detractores, muchos se rehusaban a usarla y si lo hacían eran penalizados o llevados a prisión.

Estas personas que incumplían fueron llamados “holgazanes de las máscaras” o “burladores de las máscaras”. Durante la Primera Guerra Mundial, el término “holgazán” se usaba para juzgar a quienes descuidaban su deber patriótico, era un delito muy grave.

Tal y como está sucediendo hoy en día, los gobernantes encargados de la ciudad, dieron la orden de “quedarse en casa”, cerraron escuelas y lugares de ocio. Hoteles y grandes salones, se convirtieron en hospitales improvisados. El pánico y la incertidumbre empeoraba la situación.

Al ver que la cantidad de muertos aumentaba, las medidas se volvieron más estrictas y las cuarentenas obligatorias, junto con el uso obligatorio de las máscaras fueron un hecho.

Así nos verán en 100 años cuando toda esto sea historia, una historia que estamos presenciando y que jamás creímos que sucedería.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *